Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE la FÓRMULA PARA BEBÉS y la LECHE MATERNA?

Aprenda sobre los beneficios. Compare la leche materna con la fórmula.

Tanto la leche materna como la fórmula para bebés contienen elementos nutritivos. Sin embargo, todos los ingredientes de la leche materna vienen del cuerpo de la mamá y se producen según las necesidades del bebé, mientras que todos los ingredientes de la fórmula para bebés vienen de las vacas, las plantas de soya o de otra fuente que no es humana. La leche materna contiene el doble de elementos nutritivos que la fórmula para bebés.

Ingredientes:

Agua

El agua que se encuentra en la leche materna se produce naturalmente en el cuerpo de la mamá. El agua que se usa en la fórmula para bebés viene de diferentes lugares (la llave, una botella, etc.) y puede contener impurezas.

Proteína

La proteína de la leche materna es más fácil de digerir, lo que reduce la frecuencia de vómito y diarrea. La proteína de la fórmula para bebés a veces es más difícil de digerir para el bebé.

Carbohidratos

Los carbohidratos de la leche materna promueven el desarrollo del cerebro y la salud de los intestinos. Los carbohidratos de la fórmula para bebés simplemente no se pueden comparar a los de la leche materna.

DHA y ARA

El DHA y el ARA son ácidos grasos que se encuentran en la leche materna que ayudan en el desarrollo del cerebro y los ojos del bebé. El DHA y el ARA de la fórmula para bebés se fabrican de algas y hongos.

Grasa

La grasa de la leche materna ayuda en el crecimiento del cerebro, los ojos y el cuerpo del bebé. El colesterol que sólo se encuentra en la leche materna puede reducir las probabilidades de que el niño presente enfermedades del corazón en la edad adulta. La grasa de la fórmula para bebés no contiene colesterol y puede aumentar las probabilidades de que el niño presente enfermedades del corazón y del sistema nervioso central en la edad adulta.

Vitaminas

Las vitaminas de la leche materna son fáciles de digerir y se producen en las cantidades precisas para cada bebé. Las vitaminas de la fórmula para bebés a veces se agregan en grandes cantidades y el cuerpo del bebé no las absorbe bien.

Minerales

Los minerales de la leche materna son fáciles de digerir y se producen en las cantidades precisas para cada bebé. Los minerales de la fórmula para bebés a veces se agregan en grandes cantidades y el cuerpo del bebé no los absorbe bien.

Enzimas

Las enzimas de la leche materna ayudan a descomponer la grasa, la proteína y los carbohidratos para que el cuerpo del bebé los pueda usar. Las enzimas de la leche materna también matan a las bacterias dañinas. La fórmula para bebés no contiene enzimas.

Factores de crecimiento

Los factores de crecimiento ayudan en el crecimiento de la piel, los nervios, los intestinos y los vasos sanguíneos del bebé. La fórmula para bebés no contiene factores de crecimiento.

Antiparasitarios

Los antiparasitarios de la leche materna impiden que los parásitos le hagan daño al bebé. La fórmula para bebés no contiene antiparasitarios.

Antialérgenos

Los antialérgenos de la leche materna reducen las probabilidades de que el niño presente alergias a los alimentos durante su vida. La fórmula para bebés no contiene antialérgenos.

Antivirales

Los antivirales de la leche materna bloquean el paso de los virus o se pegan a ellos haciéndolos inofensivos. La fórmula para bebés no contiene antivirales.

Hormonas

Las hormonas de la leche materna tranquilizan al bebé y reducen las probabilidades de que sea obeso. La fórmula para bebés no contiene hormonas.

Anticuerpos

Los anticuerpos (refuerzos inmunológicos) de la leche materna protegen contra los microbios e infecciones, algo que la fórmula para bebés no puede hacer. La fórmula no contiene anticuerpos.

¡Felicidades! Usted ya es una experta en las diferencias entre la leche materna y la fórmula para bebés. Hay por lo menos 100 ingredientes en la leche materna que no se encuentran en la fórmula para bebés, y cada día se descubren muchos más. Dele a su bebé la mejor nutrición. Leche materna. Cada onza cuenta.

ABLANDAR y EXTRAER

El masaje y la extracción de leche hacen que la lactancia materna sea más fácil. Aprenda cómo se hace.

El ablandamiento con presión es una forma de masaje que se quede usar los primeros días después del parto.

Método APR de un solo paso con las dos manos:

Use el ablandamiento con presión reversa (APR) durante los primeros días después del parto si nota dureza en las areolas, hinchazón de los senos o dolor al agarrarse el bebé. El uso del APR puede ablandar el pezón y hacer que la lactancia materna sea más fácil.

Paso 1: Coloque los dedos (o pulgares) en la areola, a los dos lados del pezón. Debe cortarse las uñas bien cortas y las puntas deben estar curvas.

Paso 2: Con firmeza, pero suavemente, presione el seno hacia adentro, hacia las costillas. Mantenga esta presión firme de 1 a 3 minutos.

Es posible que tenga que hacer esto varias veces para que se ablande el seno lo suficiente para que el bebé lo agarre. Esto moverá parte de la hinchazón hacia atrás y arriba dentro del seno por un rato. Le ayudará a ablandar el pezón, lo que permite que el bebé lo agarre más fácilmente y lo meta más profundamente a la boca. En combinación con el masaje suave de la parte superior del seno hacia adelante, el APR también facilita extraerse la leche a mano o con el sacaleches durante períodos de bombeo suave y lento.

Método APR de dos pasos con las dos manos:

Paso 1: Coloque 2 ó 3 dedos rectos a los dos lados de la areola de manera que los primeros nudillos toquen el pezón.

Paso 2: Presione hacia adentro como lo hizo en el método de un solo paso.

Paso 3: Mueva los dedos colocándolos arriba y abajo del pezón y presione de nuevo.

Es posible que tenga que hacer esto varias veces para que se ablande el seno lo suficiente para que el bebé lo agarre. Esto moverá parte de la hinchazón hacia atrás y arriba dentro del seno por un rato. Le ayudará a ablandar el pezón, lo que permite que el bebé lo agarre más fácilmente y lo meta más profundamente a la boca. En combinación con el masaje suave de la parte superior del seno hacia adelante, el APR también facilita extraerse la leche a mano o con el sacaleches durante períodos de bombeo suave y lento.

Adaptado de Reverse Pressure Softening: A Technique to Aid Latching When a Mother is Engorged, by Kl. Jean Cotterman, RNC, IBCLC.

La leche materna también se puede sacar a mano.

CÓMO EXTRAERSE LA LECHE A MANO

Toda mamá debe saber cómo extraerse la leche a mano para que pueda sacarse leche en cualquier momento sin ningún equipo especial. Muchas mamás encuentran que pueden extraerse más leche a mano que con el sacaleches. Si los senos están muy llenos de leche, puede ser difícil amamantar al bebé. Si practica la extracción a mano antes de amamantar, será más fácil para el bebé agarrar el pezón.

Paso 1: Consiga un recipiente limpio para recoger la leche.

Paso 2: Lávese las manos y masajee el seno suavemente en círculos, moviendo las manos por todo el seno hasta que lo haya masajeado completamente.

Paso 3: Coloque el recipiente limpio cerca del seno. Con la otra mano, coloque los dedos y el pulgar a más o menos una pulgada del pezón.

Paso 4:

  • Presione suavemente con los dedos y el pulgar hacia adentro, hacia las costillas.
  • Junte los dedos y el pulgar y presione.
  • Relaje la mano.
  • Repita los movimientos.

Mueva los dedos y el pulgar alrededor del pezón para vaciar todas las partes del seno. Cuando el flujo de leche disminuya, cambie al otro seno.

CON la LECHE MATERNA, NO TIENE PIERDE

Aprenda cómo mantener su producción de leche.

Los senos tienen unas células especiales que producen la leche materna. Substituir la leche materna con fórmula para bebés reduce su producción de leche.

Los senos necesitan “sitios receptores” para producir leche. Los sitios receptores se desarrollan cuando una mamá amamanta o se extrae la leche durante los primeros días y semanas después de dar a luz.

Entre más amamanta la mamá en el primer mes después del parto, más leche producirá. Su cuerpo crea receptores cada vez que se saca leche de los senos.

Las mamás que amamantan exclusivamente durante los primeros días y semanas desarrollan en los senos muchos sitios receptores para esas hormonas de leche. Esto quiere decir que, al darle sólo leche materna a su bebé, su cuerpo continuará produciendo suficiente leche materna.

Mientras más receptores tenga en los senos, más leche podrá producir. Si quiere usar leche materna y fórmula para bebés, es importante establecer primero la producción de leche materna amamantando exclusivamente durante las primeras 4 a 6 semanas. La fórmula se puede agregar después de eso, pero recuerde que la leche materna le da a su bebé la mejor nutrición y beneficios que le durarán toda la vida.

MAMÁS PRODUCTIVAS

Aprenda las diferentes partes de los senos de una mamá y cómo producen leche. Esta actividad les ayudará a las mamás a comprender mejor cómo funcionan los senos para producir la mejor nutrición para sus bebés.

Anatomía del seno

Antes del embarazo, los senos están formados de tejidos, glándulas mamarias y grasa protectora. Durante el embarazo, las glándulas mamarias se empiezan a expandir haciendo que los senos se agranden.

El sistema de conductos lácteos se desarrolla plenamente durante el segundo trimestre, para que pueda producir leche materna para el bebé aunque nazca prematuro.

Entre la grasa y los tejidos dentro del seno hay pequeños canales llamados conductos. Cada conducto se ramifica en canales más pequeños llamados conductillos.

Al extremo de cada conductillo hay un racimo de pequeños sacos, parecido a un racimo de uvas, llamados alvéolos.

Al igual que las uvas se llenan de jugo, las células que producen la leche (alvéolos) en el seno se llenan de leche. La leche fluye del seno por medio de este sistema de tuberías (conductos y conductillos).

Unos músculos diminutos rodean cada célula que produce leche. Cuando es la hora de amamantar, los músculos se contraen, y esto ayuda a expulsar la leche del alvéolo y a través de los pezones.

Estaciones de cambio

Los senos de la mamá pasan por varios cambios muy parecidos a los de una parra de uvas durante las cuatro estaciones.

  • Invierno: En invierno, antes de quedar embarazada, no hay uvas en la parra.
  • Primavera: En primavera, durante su primer trimestre, los brotes empiezan a formarse en las ramas, parecido al desarrollo de las células que producen leche.
  • Verano: Para el verano, durante el segundo trimestre, los brotes en las parras maduran y son uvas llenas de jugo, al igual que las células que producen leche en los senos de la mamá se llenan de leche para alimentar al bebé.
  • Otoño: En otoño, las uvas empiezan a secarse y a caerse de las parras, al igual que las células que producen leche en los senos de la mamá empiezan a secarse y a encogerse cuando deja de amamantar al bebé o usa fórmula para complementar la lactancia materna.

RECETA para la LAECHE MATERNA

Infórmese sobre los beneficios de amamantar exclusivamente.

El primer mes después de que nazca el bebé es el momento más importante para amamantarlo.

Es como si el bebé “hiciera un pedido” de la cantidad de leche que va a necesitar. Cuando la mamá se extrae la leche de los senos (al amamantar o extraérsela) le comunica al cuerpo que necesita hacer más.

Cuando no se extrae la leche de los senos, el cuerpo de la mamá les comunica a los senos que deben aflojar el paso y producir menos leche. Entre más fórmula para bebés le dé la mamá al bebé, menos leche materna tendrá.

El uso de la fórmula para bebés reducirá la producción de leche materna y puede acortar el tiempo en que pueda amamantar al bebé.

Volver a la página de Juegos Educacionales >